¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

El ritmo de la vida parece haberse acelerado en la última década. Hoy en día, el constante flujo de correos electrónicos, las interminables actualizaciones de las redes sociales y el borrón de las líneas entre el trabajo y la vida hogareña son cada vez más estresantes para tu cuerpo y tu cerebro.

De hecho, nuestros horarios cada vez más agitados han sido paralelos a un aumento igualmente alarmante en las tasas de ansiedad en la población general en ese momento.

Cada vez es más común que las personas experimenten ansiedad en el lugar de trabajo.

Un estudio reciente descubrió que hasta el 40% de los trabajadores de hoy en día han reportado altos niveles de ansiedad en sus trabajos por eso es bueno cuidar de tu pie diabético.

La conectividad constante de hoy en día es excelente para impulsar la productividad y la innovación, pero si no eres consciente, puedes comenzar a afectar negativamente tu salud.

Solo obsérvate… ¿qué pasa cuando sales de tu trabajo? ¿Qué sucede cuando llegas a casa?

Por ejemplo he notado en lo personal que cuando subo a mi auto… siguen conmigo y en mi mente las tareas pendientes del trabajo.

Pasa por miente lo que hice y principalmente lo que deje de hacer y luego paso más de media hora sentada frente a mi volante atorada en el tráfico… sensación que por supuesto va incrementando mi ansiedad por que no puedo adelantar nada del trabajo y no puedo llegar pronto a casa.

¿Y en casa? Nos esperan más tareas… todas ellas requieren de nuestra atención y si no hay un equilibrio en esto… sencillamente caemos rendidos al final del día… cansados y fatigados física y mentalmente.

Solo observa este dato: la Organización Mundial de la Salud (OMS) predice que para el año 2050, un tercio de la población mundial sufrirá ansiedad o depresión.

Y posiblemente aún no te has dado cuenta de ello por lo que veamos primero algunos signos típicos de ansiedad:

  • Incapacidad para enfocarte
  • Incapacidad para concentrarte
  • Sentimientos de inquietud
  • Respiración rápida
  • Aumenta tu frecuencia cardíaca
  • Boca seca
  • Manos o pies fríos o sudorosos

A medida que tus síntomas se vuelven más pronunciados o si tu ansiedad es más prolongada, puedes experimentar algunos de los siguientes síntomas:

  • Insomnio (problemas para conciliar o permanecer dormido)
  • Miedo excesivo o preocupación
  • Pensamiento obsesivo
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Palpitaciones del corazón
  • Comenzar a presentar úlceras por presión
  • Entumecimiento u hormigueo en manos y pies
  • Evitar situaciones laborales o sociales

Puedes ver en esta lista que los síntomas de ansiedad pueden ser muy generales, por lo tanto, es fácil que muchas personas podamos experimentar algunos de estos síntomas en algún momento de nuestras vidas por lo que nos conviene prevenir.

Resultado de imagen para taking care of yourself

Si notas que estos síntomas aumentan en frecuencia o gravedad, entonces es hora de pensar en la incorporación activa de estrategias para abordar la causa raíz.

Dejar que todo se resuelva mágicamente es como poner nuestra salud física y mental a jugar a la ruleta rusa.

Es necesario hacer una observación de nuestro día a día para ver de dónde podemos sacar esos minutos para dedicarlo a nuestra persona, cómo hacer cambios en nuestro alimentación y qué podemos dejar de hacer para ayudarnos a equilibrar nuestras vidas.

No dejes que el síntoma de la ansiedad te invada.

REFERENCIAS: YouTube || Wikipedia 

 

Post Your Comment Here

Facebook
Twitter